De qué hablamos cuando hablamos de Juego Libre?

El movimiento y el juego libre son imprescindibles en el progreso natural de tu peque, y el papel de la persona adulta es ACOMPAÑAR su evolución natural desde el amor y el respeto, CONFIANDO en sus capacidades, dando LIBERTAD y siendo GUÍAS.

De esta manera, creamos vínculos afectivos saludables basados ??en la seguridad y la confianza, un ambiente ideal para que desarrolle su autonomía, es así que:

  • No esperemos nada. No juzguemos. No tengamos expectativas sobre cómo debería ser su movimiento, su juego ni su ritmo.
  • Observemos y muchooo!! Así podremos recibir información sobre su estado evolutivo, emocional y sabremos cuáles son sus necesidades.
  • Creemos un espacio seguro y estable. Con materiales que puedan utilizar sin nuestra intervención ni nuestras pautas.
  • No intervenimos, ni sugerimos, ni opinamos, ni dirigimos.
  • Podemos hacerle saber que observamos su juego cuando ya no está jugando. Por ejemplo: Cambiando el pañal, podemos hacerle referencia a algo sobre el juego. Esto genera un vínculo seguro en el que siente el interés y el respeto de la persona adulta que lo acompaña.

 

Buscar emprendimientos x categoría